Reportajes

Para estar al día del sector

Reportajes
banner-medium

30/07/2020

Medición de los ácidos volátiles y la alcalinidad para una operación óptima de la digestión anaeróbica y producción de gas



 

 

 

 

 

 


 

Medir el pH no es suficiente

 
En el proceso de varias fases de la digestión anaeróbica, diferentes tipos de bacterias convierten los compuestos orgánicos complejos, primero, en ácidos grasos volátiles (AGV o ácidos volátiles) y, finalmente, en biogás (metano).
 
Para obtener unos resultados óptimos, el valor de pH de un digestor debe estar entre 6,5 y 7,5. Sin embargo, medir el pH únicamente no es suficiente.
 
Con el fin de garantizar un funcionamiento seguro y sostenible, debe haber una capacidad amortiguadora suficiente, también conocida como alcalinidad total de carbonatos (TAC o simplemente alcalinidad), a fin de compensar los cambios en la concentración de ácido.
 
Un digestor demasiado ácido es tóxico para las bacterias, especialmente para las que producen el metano. Los percances debido a condiciones tóxicas de pH bajo pueden resultar muy caros, y volver a sembrar el digestor puede llevar mucho tiempo.
 
Por lo tanto, medir el ratio de AGV con respecto a la TAC proporciona la mejor indicación del estado real del digestor.
 


Tiempo

 
El proceso de digestión se controla a menudo simplemente mediante muestreo manual. La manipulación manual consume un tiempo valioso que podría utilizarse para otras tareas importantes.
 
Esperar los resultados del laboratorio dificulta la detección temprana de cualquier cambio en el digestor, lo que impide que se tomen medidas correctoras a tiempo.
 


Seguridad

 
Las fluctuaciones de la carga orgánica y del contenido de sólidos plantean desafíos importantes para el proceso de digestión.
 
Es necesario contar con unos resultados de medición fiables que proporcionen información sobre el estado del digestor para identificar incidentes inminentes causados por sobrecarga o excesiva acidez en una fase temprana, y para introducir contramedidas y cambios apropiados en los procesos.
 


Optimización

 
Monitorización continua de AGV y alcalinidad:
 
  • Proporciona resultados de medición en tiempo real de forma constante para garantizar el funcionamiento estable del digestor.
     
  • Reduce el riesgo de condiciones anómalas en el digestor y puede aumentar la producción de biogás.
     
  • Reduce el trabajo manual y el tiempo dedicado a la espera de los resultados de laboratorio.
 
Analizadores de la serie EZ7200 para ácidos grasos volátiles y alcalinidad
 
Los analizadores EZ7200 son valoradores en continuo y están disponibles en varios modelos y rangos de medición:
 
 
 
 
 
 
Opciones:
 
  • Monitorización de hasta 8 corrientes de muestra por analizador, reducción de coste por punto de muestreo.
     
  • Salidas analógicas o digitales para comunicaciones.
 
Se requiere un sistema de filtración de alta carga con limpieza automática EZ9130 para el acondicionamiento previo de la muestra.
 
 

Opciones de Hach para la monitorización en el laboratorio

 

 

 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Contenidos relacionados...

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies