Tecnología Molecor para la fabricación de tuberías de PVC-O

03/05/2017

Tecnología Molecor para la fabricación de tuberías de PVC-O




Necesidad de la tecnología

 
El desarrollo de la tecnología de Molecor basada en la aplicación de un proceso de Orientación Molecular ha supuesto una importante revolución en el sector. Con este desarrollo la compañía comienza la fabricación de las tuberías TOM® de PVC-O, las más ecológicas del mercado, con las que ha conseguido erradicar muchos de los problemas existentes hasta el momento, derivados del uso de tuberías fabricadas con otros materiales.
 
Esta tecnología aparece con un claro objetivo, el de proveer al mercado de las canalizaciones  de agua a presión de unas soluciones mucho más ecológicas, eficientes en costes y con una mayor vida útil en comparación con la de las principales tuberías competidoras.
 
Además, la compañía desarrolla esta tecnología altamente flexible y adaptable con el fin de ofrecer tuberías con unos diámetros y presiones nominales nunca antes vistos en el mercado en este material, pudiéndose adaptar mejor a los requerimientos técnicos y económicos específicos de las distintas redes hidráulicas.
 
Con esta tecnología la compañía ha sido capaz de fabricar, a día de hoy, tuberías de hasta DN800 mm, estando cada vez más cerca el comienzo de la fabricación de las primeras tuberías de PVC-O de DN1200 mm.

 


Descripción de la tecnología

 
El proceso de Orientación Molecular en el que se basa la Tecnología de Molecor consiste en un Sistema Basado en Aire, completamente seco y limpio, el cual se consigue aplicando una deformación a una pieza de plástico amorfo (en nuestro caso tubo proforma) en condiciones críticas de temperatura y velocidad, de forma que sus moléculas pueden rotar sobre los enlaces moleculares debilitados pero sin desplazamiento de estas entre sí. Esta rotación de las moléculas da como resultado una dirección preferente en la orientación de estas, con un cambio en sus propiedades mecánicas muy acusado. De forma genérica, a mayor deformación, se obtiene una mayor Orientación Molecular.
 
El resultado es una estructura laminar que mejora  las propiedades físicas y mecánicas del PVC, sin alterar las ventajas y propiedades químicas del polímero original, que caracterizan y diferencian a las tuberías TOM del resto de las tuberías del mercado.
 
Las fases del proceso productivo son:
 
  • Extrusión: calentamiento de la materia prima (en este caso PVC) y presurización mediante un tornillo sin fin para conseguir materia plástica que posteriormente se le hace pasar por un calibre determinado que le hace configurar su forma final, en este caso una geometría concéntrica (tuberías).
  • Corte: El producto sale de la extrusora de forma continua, por lo que posteriormente se corta en función de especificaciones de producto. Las tuberías obtenidas son de PVC convencional y tienen una longitud estándar de aprox. 6 metros. A estas tuberías se les denomina Tubo Base o Tubo Proforma.
  • Orientación Molecular: La orientación molecular aplicada a las tuberías proforma supone la obtención de un tubo de PVC Orientado, con mejores condiciones en la mejora las propiedades mecánicas (resistencia a tracción, comportamiento al impacto, rigidez circunferencial, resistencia a la presión interna, propagación de grietas, etc.), además de un menor empleo de materia prima para su fabricación y una mayor ligereza y facilidad de instalación.
 
Una vez finalizada la fase de corte, las tuberías proforma se introducen automáticamente en el sistema de orientación molecular de Molecor, que a su vez consta de las siguientes fases:
 
  • Calentamiento: homogenizar la temperatura de las tuberías proforma a Temperatura Vicat en todos sus puntos. Esta fase se realiza en un Horno específicamente diseñado para tal fin.
  • Expansión y enfriamiento: secuencialmente, las tuberías proforma salen del horno y se introducen en un molde donde se expanden, obteniendo tubería final de PVC-O. La tubería PVC-O se enfría previamente a su extracción del molde.
  • Extracción: secuencialmente se extraen las tuberías de PVC-O y se embalan para su posterior almacenamiento y expedición a los clientes.
 
 
Figura 1. Fases del Sistema de fabricación Molecor
 
 
Basándose en esta tecnología y con el fin de introducir y enriquecer al mercado con nuevos diámetros, la compañía ha desarrollado diferentes sistemas desde su fundación en 2006. El Sistema M-OR-P 1363 le permitió producir las primeras tuberías en el mundo de PVC-O de DN630 mm, el Sistema M-OR-P 3180, le permitió ampliar el rango de producto alcanzando el DN800 mm, y por último el Sistema M-OR-P 5012 que va a convertir a Molecor en la primera compañía en fabricar las primeras tuberías de PVC-O de DN1200 mm.
 
Además, la compañía ha conseguido otros importantes desarrollos como es el Sistema de Junta Integrada (+ISS), utilizado en otros países que permite integrar la junta en la tubería de forma completamente automática y el Sistema de Copa Integrada, que permite conformar la copa, la parte más importante de la tubería, al mismo tiempo que el resto del tubo, alcanzando así unas condiciones óptimas de Orientación Molecular.
 
Figura 2. Sistema M-OR-P 3180
 


Beneficios de la tecnología de Molecor

 
Entre las ventajas que presentan las máquinas de Molecor se encuentran:
 
  • Seguridad y fiabilidad. El uso de aire en lugar de agua en ebullición  evita fugas posibles de agua y las consecuentes quemaduras que podrían sufrir los operarios que las manejan. Es además, un sistema estable ya que presenta un centro de control automático que permite la desconexión de la máquina por etapas evitando el colapso de la línea en caso de que se produzcan fallos puntuales. No requiere de una elevada curva de aprendizaje y su control remoto favorece el mantenimiento preventivo de las mismas.
  • Flexibilidad y compatibilidad con las líneas de extrusión convencionales, que permite además, trabajar en línea o por lotes ajustándose a las necesidades específicas de cada cliente.
  • Eficiencia y productividad. Emplea la cantidad de energía justa y necesaria para distribuir el aire únicamente por la tubería. Además, el uso de material reprocesado y la estandarización del sistema son otros factores que explican su mayor eficiencia y productividad.
  • Rentabilidad: El grado de orientación máximo (Clase 500)  alcanzado con la aplicación de la tecnología de Molecor supone una mejora de la calidad del producto, y por tanto, una elevada vida útil del mismo. Todo ello sumado a la menor cantidad de materias primas, energía y mano de obra requeridas a lo largo del proceso de fabricación, redunda en un importante ahorro de costes.
 
Los distintos desarrollos de Molecor que recogen las ventajas anteriormente mencionadas, han permitido a la compañía ofrecer al mercado unas tuberías de PVC-O altamente competitivas en todos los ámbitos.
 
El proceso de Orientación Molecular, que supone el eje transversal de la tecnología de Molecor, mejora las propiedades mecánicas de las tuberías TOM® y las convierte en la actual solución más eficiente y ecológica para el suministro y distribución de agua a presión.
 
Entre las múltiples ventajas que presentan las tuberías TOM® de PVC-O cabe destacar:
 
  • Mayor ligereza y fácil manejabilidad, lo que facilita y economiza el proceso de instalación de las tuberías.
  • Excelente flexibilidad, que permite que estas sufran grandes deformaciones sin sufrir daños estructurales.
  • Mayor capacidad hidráulica. Entre un 15 – 40% superior a la de las tuberías de otros materiales con el mismo diámetro exterior.
  • Mayor resistencia química.  El PVC-O es inmune a la corrosión y no requiere de ningún tipo de protección o recubrimiento especial.
  • Mayor resistencia hidrostática. Las tuberías TOM® soportan esfuerzos a presión interna de más de dos veces la presión nominal en sobrepresiones puntuales.
  • Mayor resistencia al golpe de ariete debido a la menor celeridad de las tuberías TOM®. Esta menor celeridad elimina prácticamente la posibilidad de roturas en las aperturas y cierres de las redes y los arranques de impulsiones, protegiendo a todos los elementos de la red.
 
En términos generales, podemos afirmar que los beneficios de la tecnología de Molecor repercuten en una mayor eficiencia de costes, una mayor contribución con el medio ambiente, y al tratarse de unas tuberías de mejor calidad, una mayor vida útil del producto.
 
 
 
Figura 3. Tuberías fabricadas con la tecnología de Molecor
 


Estado de la tecnología

 
A pesar de las numerosas barreras a las que tiene que hacer frente la tecnología de Molecor debido al alto grado de competitividad del mercado en el que opera y a su corto bagaje desde su desarrollo, lo cierto es que desde su fundación en 2006, la tecnología ha conseguido un alto reconocimiento por parte del mercado y se ha expandido de manera  continua y gradual por distintos países pertenecientes a los cinco continentes. Desde Canadá, pasando por países de américa latina; Colombia y Ecuador, países europeos; Italia y España, africanos; Sudáfrica, y países del este; La India, Kazajistán, Malasia y Australia.
 
Cabe destacar los casos de Sudáfrica y Malasia, dos territorios en los que la compañía dispone, además de la fábrica situada en la región española Loeches, de dos centros de fabricación de tuberías de PVC-O.
 
Los buenos resultados obtenidos y demostrados de la tecnología de Molecor,  las continuas mejoras que la compañía ha ido introduciendo en sus desarrollos y los ambiciosos proyectos en los que ésta se encuentra inmersa, justifican su gran optimismo y  las grandes expectativas de expansión de su tecnología  y de ampliación de sus fronteras.

 


Principales barreras

 
El alto grado de madurez y el carácter tradicional del sector de las canalizaciones de agua a presión dificulta la entrada del PVC-O como materia prima empleada para fabricar las tuberías. Materiales como el polietileno, acero, hierro, PVC-U, fibras de vidrio…se emplean desde los comienzos y están, por tanto, fuertemente arraigados a las tuberías y asentados en el sector.
 
Asimismo, su carácter innovador, el gran desconocimiento sobre el funcionamiento, modo de uso y rentabilidad de la tecnología de Molecor, junto a la fuerte inversión que ésta requiere, son los principales motivos que explican que el proceso de expansión de la misma sea más lento y dificultoso.
 
 
Más información sobre la tecnología PVC-O de Molecor en www.molecor.com
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies