Líderes en Información para el Sector del Tratamiento del Agua

Depuración mediante sistemas naturales de una masía-restaurante en el Parque Natural del Montseny en Barcelona

15/01/2014

Depuración mediante sistemas naturales de una masía-restaurante en el Parque Natural del Montseny en Barcelona


La Masía el Bellver esta ubicada en la cima del Tagamanent, en el Pla de la Calma, en Cataluña. Es una masía aislada cuyos servicios son el de restaurante, punto de información y museo etnológico del Pla de la Calma.

 

Para cuantificar el agua residual generada, se consideran los 5 habitantes permanentes de la Masía y los usuarios del restaurante, con un aforo máximo de 80 personas, principalmente durante los fines de semana y días festivos. Además, hay que tener en cuenta los visitantes eventuales que pueden hacer uso de los servicios sanitarios del punto de información y que el Parque Natural pone a su disposición. Este régimen de utilización representa un total de 25 habitantes equivalentes, que se traduce con un caudal máximo diario de 3,75 m3/d., con una concentración de DBO de 400 mg/l.

 
Antecedentes
 
El sistema de tratamiento, instalado en su momento para tratar este caudal, consiste en un separador de grasas y un sistema “paquete” de fosa séptica con filtro biológico, que se divide en tres compartimentos. El último compartimento, que incluye un relleno plástico, es colonizado por microorganismos en presencia de oxígeno. Si bien estos microorganismos aumentan el rendimiento de tratamiento, al poco tiempo de utilización se produce en esta cámara una colmatación que disminuye el rendimiento considerablemente, provocando en este caso en particular que no cumpliera los parámetros legales de vertido al medio.
 
La situación era la siguiente: la energía consumida en la Masía-Restaurante el Bellver la subministran placas solares, y la instalación de un sistema convencional de depuración obligaba a duplicar la inversión de dichas placas. Además, el sistema de depuración debía garantizar unos parámetros de calidad elevados (a nivel de terciario) para poder ser vertida en parque natural.
 
Los sistemas naturales de depuración, conocidos también como filtros verdes o humedales construidos, son la solución adecuada para viviendas o núcleos aislados por sus principales características: excelentes resultados en depuración (incluso como tratamiento terciario) y nulo consumo de energía.
 
La capacidad de autorregulación y resilencia (que ofrecen respuestas a variaciones en la entrada de contaminantes en el sistema) y la inexistencia de fallas (ya que no utilizan equipos electromecánicos) ofrecen una seguridad permanente en la calidad del vertido en medio natural. El bajo coste de mantenimiento y explotación y un impacto ambiental positivo que incluye una excelente integración paisajística, en la que destaca la recreación de ecosistemas acuáticos, son otras de las ventajas que nos ofrecen estos sistemas.
 
El único inconveniente que presentan estos sistemas viene dado por su extensividad, es decir, necesitan una superficie suficiente para su implementación.
 
En un primer replanteo, localizamos una ubicación que permite la llegada del agua residual por gravedad y que, a la espera del diseño, debería tener espacio suficiente para albergar el humedal construido.
 
Una vez realizado el diseño, los resultados revelan una superficie necesaria de 135 m2. Ya tenemos localización aunque los movimientos de tierra no son del todo simples a causa de la gran pendiente del terreno.
 
 
Sistema propuesto
 
El sistema que se propone para las instalaciones del Bellver incluye los siguientes elementos clave:
 
• Pretratamientos: fosa séptica y separador de grasas (ya instalados)
• Un estanque facultativo
• Un filtro de gravas con macrófitas
 
La clave que presentan todos los sistemas de humedales naturales es la existencia de sistemas biológicos de intercambio de nutrientes extremadamente diversos. Estos espacios, recrean una serie de ecosistemas propios de ribera y humedales, incrementando la diversidad biológica y de ecotono entre agua, tierra, plantas, algas, bacterias, etc. Indispensables para estos procesos de depuración basados en la reducción-extracción de nutrientes y la asimilación de productos tóxicos y patógenos.
 
El primer paso de la construcción es la adaptación de la fosa séptica, extraemos el relleno del último compartimento evitando así esa aireación natural. Eliminar la fase aerobia nos reporta un aumento de volumen en el último compartimento, aumentando así el tiempo de retención de la fase anaeróbica.
 
El siguiente paso es el movimiento de tierras: sabíamos que este emplazamiento, prácticamente en la cima del Tagamanent, a 1.000 metros sobre el nivel del mar, podía dificultar la construcción de alguno de los elementos citados anteriormente. La presencia de roca madre y el acceso de la maquinaria son los factores más importantes que podían condicionar el diseño inicial.
 
En efecto, la aparición de roca madre en la parte final de la excavación dificultó el movimiento de tierras. Un leve retoque del diseño inicial y una perfecta organización de la excavación fueron elementos claves para saldar esta parte con éxito.
 
La impermeabilización en esta obra fue una parte sencilla en comparación con el terraplenado y la colocación de gravas. La fuerte pendiente y la falta de espacio impedía la entrada de maquinaria en determinadas zonas, una gran pericia de los maquinistas conduciendo sus vehículos a límites insospechados permitieron una óptima resolución sin variaciones en el calendario de obra.
 
Los trabajos de plantación se realizaron en febrero del 2011, una tarea agradecida debido no sólo al maravilloso entorno en el que nos encontrábamos, sino también a un buen clima, excepcional en la época que nos encontrábamos.
 
Actualmente, la depuradora está en funcionamiento, con unos rendimientos superiores al 95% en degradación de materia orgánica y perfectamente diseñada para la infiltración del efluente en el parque natural del Montseny.
 
 
Conclusiones
 
En conclusión, lo sistemas naturales de tratamiento son una opción adecuada, sobre todo frente a tratamientos convencionales, siempre que exista terreno disponible para su construcción. Masías aisladas, casas unifamiliares, campings, casas rurales, urbanizaciones, pequeños municipios son ejemplos claros en los que ya se han implementado sistemas naturales de tratamiento con excelentes resultados.
 
 
Contacto de la empresa
 
La Gota, Sistemes naturals de gestió i tractament d’aigües.
C/ Ustrell, nº 28 2on 2a 80206 Sabadell (Barcelona)
Tfno: 645.15.63.39 | 656.59.56.62   
 

 

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Publicidad

Política de cookies