Líderes en Información para el Sector del Tratamiento del Agua

Antonio Aparici, Gerente de BIBOAQUA, nos habla sobre un novedoso tratamiento biológico con hongos y levaduras para optimizar los sistemas de depuración

27/02/2014

Antonio Aparici, Gerente de BIBOAQUA, nos habla sobre un novedoso tratamiento biológico con hongos y levaduras para optimizar los sistemas de depuración


Cada vez aparecen en el sector del tratamiento de las aguas residuales más tratamientos que funcionan como complementos de nuestro sistema biológico y pueden ayudar a los microorganismos de nuestra depuradora a aumentar su rendimiento a la hora de la degradación de la materia orgánica y los distintos nutrientes.

Entre estos tratamientos novedosos, se encuentra el que ofrece la empresa BIBOAQUA, desarrollado por la empresa francesa BIOVITIS, basado principalmente en la incorporación de hongos y levaduras, del cual nos habla Antonio Aparici, como responsable de la empresa que lo distribuye en nuestro país.

 

Antonio ¿En qué se basa este tratamiento tan novedoso que utiliza hongos y levaduras?

Podríamos decir que es un tratamiento de optimización del sistema de depuración. El tratamiento consiste básicamente en realizar un “bioaumento” de la cantidad de hongos que ya existen en el reactor biológico; así se consigue aprovechar las excelentes cualidades de los mismos en el proceso de depuración.

El producto que se introduce en el sistema es un producto específico desarrollado para cada instalación; se crea un “cóctel de hongos” que conseguirá aumentar la concentración de los mismos para obtener los objetivos de optimización del proceso de depuración que el cliente necesita.

Biovitis, empresa francesa que fabrica productos biotecnológicos y que desarrolla estos productos lleva utilizando estos tratamientos desde hace aproximadamente unos diez años; podríamos decir que es un tratamiento novedoso en el sector español, aunque en Francia y otros países europeos ya llevan utilizando este tratamiento, con buenos resultados, desde hace unos años.

 

¿Qué beneficios puede aportar a nuestro proceso biológico y qué mejoras se obtienen con su aplicación?

El tratamiento se realiza para conseguir dos objetivos principales, encaminados en optimizar el proceso de depuración: mejorar el rendimiento de la instalación y solucionar problemas de tratamiento; si se consiguen estos objetivos, se habrá conseguido optimizar el proceso, obteniendo beneficios que se traducen en una reducción de costos de explotación.

 

Como mejoras podremos indicar que se puede llegar a conseguir:

- Un rendimiento mayor y más estable aun con puntas de carga de entrada elevadas.

- Una reducción en el aporte de oxígeno al sistema, que se traduce en una reducción de la energía utilizada o menor consumo de oxígeno en las instalaciones que lo aportan directamente al reactor biológico.

- Una reducción en la producción de fango generado.

- Mejora en la decantación.

- Eliminación de proliferación de bacterias filamentosas. (Bulking)

- Y en muchos casos mayor rendimiento en la eliminación del nitrógeno.

Además puede estudiarse la posibilidad de eliminación de olores, elementos contaminantes o sustancias específicas como Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos, Dimetilaminas, etc…; para ello se formula un cóctel específico cuyos microorganismos serían capaces de degradar estos compuestos indeseables.

 

¿Cómo nos ayuda este tratamiento a ahorrar en la aireación de la depuradora?

Dado que se consigue una mejora en el rendimiento de la instalación y teniendo en cuenta que los hongos necesitan menos oxígeno para su respiración, es posible bajar la concentración de oxígeno en el reactor, consiguiendo reducciones de consumo energético de hasta un 30 %.

 

Con respecto a la producción de los lodos dentro del reactor ¿cómo se comporta el tratamiento tras su aplicación?

Una vez que se ha conseguido reducir el nivel de aporte de oxígeno al sistema, se podrá observar paulatinamente una reducción en la generación de lodo, ya que se ha conseguido un metabolismo menos energético del sistema, además favorecido por la menor inercia de reproducción de los hongos frente a las bacterias. Esta reducción de la producción de lodos puede llegar a un 30 %, pero se necesita tiempo para conseguirlo.

 

Entonces, ¿Qué ahorro se puede llegar a conseguir en los costes de explotación de la planta?

Calcular el ahorro es muy sencillo, se realiza un estudio económico que incluye las reducciones de costos que se pueden llegar a conseguir en la instalación:

- Ahorro energético en aireación o consumo de Oxígeno Líquido

- Ahorro en la línea de fangos (Menor energía en deshidratación, secado; consumo de polielectrolito, etc) Además de costos de gestión si existen.

- Ahorro en productos químicos utilizados para solucionar problemas de decantación, eliminación de bulking (Hipocloritos) u otros productos utilizados en la instalación.

- Reducción de canón de vertidos por mejoras en  el rendimiento, etc

Y se compara con el costo del tratamiento con hongos, obteniendo en la mayor parte de las ocasiones un beneficio económico.

Sin contar generalmente con el beneficio difícilmente cuantificable de disponer de una instalación muy estable con muchos menos problemas de operación.

 

¿Cómo se realiza la implantación del tratamiento?

Se realiza un periodo de prueba en el que se realiza un seguimiento de la evolución del sistema para corregir los parámetros de optimización. Este periodo de prueba suele ser de seis meses a un año dependiendo de la planta. Pasado este tiempo el sistema queda optimizado, pudiendo ser necesario realizar algún cambio si varían las condiciones de la planta.

 

¿Cuál es la mejor manera de aplicarlo y en qué lugar concreto de la depuradora?

La aplicación es muy sencilla, es un producto líquido y se realiza una dosificación directa en el reactor aireado. La cantidad de producto a añadir es proporcional a la DQO de entrada al sistema.

 

¿Con qué frecuencia se debe reponer el tratamiento?

No es exactamente una siembra como se realiza con tratamientos con bacterias o similares, en este caso hay que estar continuamente añadiendo el producto al sistema. Si dejamos de añadir producto al sistema, en un breve periodo de tiempo, este volverá a su estado inicial.

El tratamiento no cambia prácticamente las condiciones microbiológicas del sistema sino que, como ya he comentado, se produce un bioaumento. No hay peligro de desplazamiento de los microorganismos existentes, por lo que el cliente puede estar tranquilo de que no va a ocurrir ningún problema en su biomasa.

 

¿A qué mercado está enfocado este producto?

Pueden beneficiarse de este tratamiento instalaciones de un tamaño medio/grande tanto en instalaciones  industriales como en urbanas. Podríamos decir que cuantos más problemas tiene la instalación, más resultados se obtienen, por lo que invito a que nos consulten, estaremos encantados de dar una solución adecuada a las necesidades de cada cliente.

 

Muchas gracias Antonio.

 

Más información sobre el tratamiento en: www.biboaqua.es

 

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Publicidad

AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies