La huella HÍDRICA en las instalaciones de tratamiento de aguas - Jenny L. Victoria Escobar

La huella HÍDRICA en las instalaciones de tratamiento de aguas

29/01/2017

La huella HÍDRICA en las instalaciones de tratamiento de aguas


Jenny L. Victoria Escobar

Jenny L. Victoria Escobar

  • Bioingeniera Máster en Gestión Integral del Agua
  • Docente de cursos en huella hídrica e ISO 14046
  • Fundadora de Solar Projects SAS


Cuando abrimos el grifo en nuestros hogares realmente no nos detenemos a pensar cuánta agua tuvo que consumir y contaminar la potabilizadora para poder suministrar cada litro de agua tratada.
 
Ese volumen de agua que no vemos, forma parte de la huella hídrica de la empresa de tratamiento de agua y sobre eso hablaremos en este artículo de opinión.
 
A continuación definiremos algunos conceptos básicos sobre huella hídrica según Hoekstra et al (2011):  
 
  • Huella hídrica de una empresa: es el volumen total de agua dulce que se utiliza directa o indirectamente para la consecución de los fines de la empresa.
 
La huella hídrica de una empresa consta de la huella hídrica operacional y de la cadena de suministro:
 
  • Huella hídrica operacional (o directa): es el volumen del agua dulce consumida o contaminada por sus propias operaciones.
     
  • Huella hídrica de la cadena de suministro (o indirecta): es el volumen del agua dulce consumida o contaminada de todos los productos y servicios que consume la empresa.
 
A su vez indicar que la huella hídrica tiene tres componentes: azul, verde y gris.
 
  • Huella hídrica azul: se refiere al consumo de agua superficial y subterránea ya sea que se evapore, vuelva a otra zona de captación o al mar o se incorpore al producto.
     
  • Huella hídrica verde: se define como el consumo de agua de precipitación que se almacena en el suelo y no se escapa ni recarga las aguas subterráneas y por lo tanto está disponible para la evapotranspiración de plantas.
     
  • Huella hídrica gris: se define como el volumen de agua dulce que se requiere para asimilar la carga de contaminantes más allá de las concentraciones naturales del lugar y la calidad del agua.
 
Por lo anterior, podríamos definir la huella hídrica de una instalación de tratamiento de agua como la cantidad de agua dulce consumida y contaminada necesaria para transformar agua no tratada en agua tratada. Su cálculo es una herramienta que ayuda a los diferentes actores implicados en la toma de decisiones para hacer una gestión sostenible del agua.
 


Cálculo de huella hídrica

 
A continuación mostramos dos estudios destinados al cálculo de huella hídrica en instalaciones de tratamiento de agua:
 
El primer estudio que presentamos se llevó a cabo en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (N España) en 2014 (Gómez-Larrambe, 2016).  
 
En él, se determinó que el 64% la huella hídrica total se genera en la red de abastecimiento debido al elevado volumen de agua no registrada, mientras que el 18% lo aporta la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) debido principalmente a:
 
  1. La evaporación del agua en decantadores, filtros de arena y otros elementos en los que el agua queda expuesta a la intemperie.
     
  2. El uso de materia prima e insumos a lo largo de la cadena de suministro como: polielectrolito, sosa cáustica, cloro, policloruro de aluminio, almidón, combustible y energía eléctrica.
 
Por otro lado, el 14% corresponde a la huella hídrica de las fuentes de suministro, es decir, a la evaporación de los embalses. Por último indicar que el 4% se genera en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), debido principalmente a la evaporación del agua retenida en los decantadores y balsas de aireación.
 
El segundo estudio se llevó a cabo en La Garriga (N España) en 2015.
 
En él, se compara la huella hídrica azul y gris en tres escenarios de tratamiento de aguas residuales urbanas:
 
  1. Sin tratamiento.
     
  2. Tratamiento secundario.
     
  3. Tratamiento con remoción de fósforo. Su objetivo es demostrar cómo la EDAR contribuye a reducir la huella hídrica total en un 51,5% y 72,4% cuando existe un tratamiento secundario y de remoción de fósforo, respectivamente. (Morera et al 2015).
 
Por último quisiera resaltar que la organización ISO está preparando un reporte técnico (ISO/DTR 14073) con ejemplos que ilustran estudios destinados al cálculo de huella de agua por escasez y huella de agua no integral y ponderada de la gestión municipal del agua.
 
Una vez publicado este reporte contaremos con una guía práctica de cómo evaluar impactos ambientales asociados al agua en el ciclo de vida de las ETAP’s y EDAR’s bajo la norma ISO 14046:2014.
 
Si quieres estar informado sobre los avances en esta normativa, suscríbete al boletín de solarprojects.co o únete al grupo “Profesionales en Huella de Agua”.
 
 
Referencias
 
Gómez-Larrambe A (2016) Evaluación de la Huella Hídrica del Ciclo Integral del Agua de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Tesis de Grado, Universidad Pública de Navarra, Pamplona.
Hoekstra AY, Chapagain AK, Aldaya MM, Mekonnen MM (2011) The water footprint assessment manual: Setting the global standard, Earthscan, London, UK.
Morera S, Corominas Ll, Poch M, Aldaya MM, Comas J (2016) Water footprint assessment in wastewater treatment plants, Journal of Cleaner Production Journal of Cleaner Production 112: 4741-4748.
 
 

Jenny L. Victoria
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
08/03/2017
Jannet escribió:
Interesante articulo que me ayuda mucho a complementar lo que vengo investigando sobre huella hídrica, esta entre mis planes realizar una tesis del tema.
02/03/2017
Ruben Lozada escribió:
Excelente articulo, preciso, actual y puntual..
20/02/2017
Jenny L. escribió:
¡Me alegra que les resulte interesante! Saludos.
12/02/2017
Daniel escribió:
Interesante artículo, incluso para los que no controlamos el tema, nos da la oportunidad para iniciar los conocimientos sobre él.
Gracias.
09/02/2017
Ernesto Antonio escribió:
Me ha gustado este trabajo, cubre los aspectos más interesantes, y te invita a profundizar en el tema. Muchas Gracias!!!

Política de cookies