¿Por qué del USO de las Tecnologías SIN Zanja? - Ángel Ortega Sureda

¿Por qué del USO de las Tecnologías SIN Zanja?

15/06/2016

¿Por qué del USO de las Tecnologías SIN Zanja?


Ángel Ortega Sureda

Ángel Ortega Sureda

  • Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid. Executive MBA IESE. MIT School of Engineering
  • Director General de Radiopoint Systems 
  • Presidente de la Asociación Ibérica de Tecnología SIN Zanja IBSTT


Las Tecnologías SIN Zanja, Tecnologías No Dig, Trenchless Technology están aprobadas por la ONU (Programa 21, Capitulo 34) como unas tecnologías ecológicamente racionales y ambientalmente sostenibles, que abarcan Tecnologías que ofrecen un rendimiento medioambientalmente mejorado en comparación con las tecnologías tradicionales que requieren de la apertura de zanjas en las ciudades. Garantizan el compromiso con la sociedad al evitar ruido, polvo, escombros, materiales de relleno, o roturas del pavimento. No perjudican la vida del ciudadano de a pie, comercios, circulación, tráfico. Su empleo reduce hasta el 25% los costes económicos de la obra frente al empleo de las tecnologías tradicionales, disminuyen un 30% la duración de la obra, facilitan la elaboración de los proyectos, y reducen en un 20% las emisiones de CO2, los costes sociales y ambientales en un 80%, así como los accidentes en un 70%, contribuyendo de ese modo a la conservación del planeta y a la promoción del desarrollo sostenible, jugando un importante papel en el nuevo marco de la ECONOMÍA CIRCULAR, que persigue reducir el consumo y preservar las materias primas, el agua y la energía, al tratarse de soluciones limpias e eficientes con un alto componente tecnológico.
 
Entonces, ¿POR QUE ABRIR ZANJAS SI HAY SOLUCIONES MEJORES? Es incomprensible, las Tecnologías SIN Zanja tienen entre otras muchas, 2 ventajas respecto a la construcción tradicional que las hace ÚNICAS e IMPRESCINDIBLES en una CIUDAD que presuma de actual, moderna e inteligente:
 
1. Reducen significativamente los costes sociales.
2. Son un factor clave en la lucha contra el cambio climático.
 
Entonces, ¿Por qué son POCO UTILIZADAS en ESPAÑA? Por falta de conocimiento, se necesita un impulso decidido de los gestores del agua para IMPULSAR su UTILIZACIÓN. En España, agrupadas en la IBSTT, existen empresas con sobrada capacidad técnica para desarrollar el sector. Como ya he dicho en alguna otra ocasión, Las BARRERAS para hacerlo “no son tecnológicas -LA TECNOLOGÍA EXISTE-, si no POLÍTICAS y SOCIALES; de comportamiento, "DE TOMA DE DECISIONES”. 
 
Su utilización es mucho menor de la esperada, y deseada. Simplemente viendo los niveles de utilización alcanzados en el resto de países de nuestro entorno más cercano, y no tan cercano.
 
Los sistemas tradicionales de renovación de redes no consideran mejoras de calidad de vida de los ciudadanos a la hora de ponerlas en marcha se centran tan solo en la viabilidad de las obras. Los sistemas de renovación SIN ZANJA disminuyen las molestias al ciudadano y el tiempo de ejecución de las obras y se incorporan cada día más como alternativa práctica y económica a su utilización por parte de las empresas de mantenimiento de redes. Con sistemas de gestión podemos predecir cuándo es necesario renovar las redes, con qué métodos y realizar comparaciones de calidad ambiental entre diferentes alternativas. La necesidad de mejorar las infraestructuras subterráneas con especial incidencia en la renovación de las redes de agua es evidente y urgente, tanto en abastecimiento como en saneamiento ya que el 38% de estas infraestructuras tienen más de 30 años. 
 
La falta de renovación y mantenimiento de las infraestructuras repercute en los servicios que el ciudadano debe recibir e impiden desarrollar un modelo de desarrollo sostenible, que permita avanzar en la consecución de los objetivos medioambientales fijados en la directiva marco del agua. La necesidad de mantener estos sistemas y servicios operativos, así como prepararlos para la próxima generación, supone un reto constante al que debemos hacer frente todos los actores involucrados.
 
Muchas ciudades han estado actuando exclusivamente en modo reacción, es decir, reparando las redes de abastecimiento de agua, de saneamiento, las redes eléctricas y gas a medida que iban surgiendo los problemas, pero para posicionarse de cara al futuro, este método de operar ya no vale. Las administraciones municipales tienen que pensar de forma más estratégica, tienen que vencer sus inercias apostando por soluciones innovadoras, eficientes e inteligentes  y como buenos servidores de los ciudadanos, deben adelantarse en sus actuaciones a los problemas que sin duda se generarán en un futuro cercano.
 
Siendo las Tecnologías SIN Zanja uno de los EJES ESTRATÉGICOS en el desarrollo de las Ciudades Inteligentes o Smart Cities, es necesario que su utilización alcance en nuestro país los niveles que ha alcanzado en el resto de Europa, siempre EN BENEFICIO DE LOS CIUDADANOS Y EL MEDIO AMBIENTE cumpliendo no sólo con las directrices europeas por obligación sino por convicción.
 
Los ciudadanos europeos somos cada vez más exigentes con nuestros dirigentes políticos y pedimos que nuestras necesidades se transformen en realidades. Queremos que los servicios públicos funcionen y ser considerados como “clientes” y no como “abonados”. 
 
5 razones me bastan para convencer de las ventajas de su utilización: 
 
1. Costes: Reducción 40% y sin incertidumbre. 
2. Tiempo: Puesta en servicio en menos de la mitad de tiempo.
3. Emisión CO2: Mínimas frente a otras tecnologías. Reducen las emisiones de CO2 hasta un 20%.
4. Ruido: Nulo o mínimo.
5. Escombros: ¿? 
 
En este nuevo escenario de economía ecológicamente eficaz, eficiente y hipocarbónica es el modelo que permiti alcanzar mejor el objetivo global de desarrollo sostenible y menores riesgos de accidentes. 
 
Las empresas que formamos IBSTT trabajamos en un OBJETIVO ESTRÁTEGICO: Incrementar el uso de tecnologías que eviten la realización de zanjas en la vía pública para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. 
 
Respecto a las ventajas para el ciudadano que presentan las tecnologías SIN Zanja, destacaría diez de ellas que evidencian por qué las tecnologías SIN Zanja son clave en el desarrollo de las Smart Cities:
 
  • Cero ruidos: estas tecnologías permiten llevar a cabo operaciones en el subsuelo sin abrir zanja en el pavimento, limitando al mínimo el uso de maquinaria. 
  • Protección del agua, un recurso natural escaso: las tuberías de agua no siempre son estancas. Las tecnologías SIN Zanja posibilitan la inspección, el diagnóstico y la reparación de tuberías subterráneas mediante procedimientos rápidos, discretos y poco costosos. 
  • Aire sin polvo: las obras urbanas contaminan el aire a consecuencia del polvo y los gases emitidos por  la maquinaria. Las tecnologías SIN Zanja minimizan estos perjuicios. 
  • Respecto por los entornos naturales: las tecnologías SIN Zanja evitan las agresiones a la flora, fauna y el agua que se filtra hacia las capas freáticas como consecuencia de las obras con zanja. 
  • Seguridad de trabajadores y viandantes: las zanjas presentan mayor riesgo de accidentes laborales. La  aplicación de estas tecnologías elimina este riesgo casi por completo. 
  • Mantenimiento de la actividad local: la instalación de conductos y cables subterráneos puede realizarse sin interferir en el día a día de los transeúntes.
  • Disminución de la contaminación urbana: las obras urbanas con zanjas generan tráfico y su consecuente polución, que se evita con el uso de las tecnologías SIN Zanja.
  • Minimización de los residuos: los escombros de la excavación de zanjas son residuos, y como tal, deben ser trasladados, almacenados y tratados para su posterior uso. Las tecnologías SIN Zanja dividen por diez el volumen de escombros. 
  • Reducción de materiales nobles: las zanjas son rellenadas con materiales nobles, recursos naturales caros y escasos. Con tecnologías SIN Zanja desaparece prácticamente la necesidad de materiales nobles. 
  • Correcto gasto público en el acondicionamiento urbano: la reparación de zanjas nunca es completa,  con el tiempo aparecen filtraciones, fisuras y estancamientos que desembocan en la construcción de una nueva calzada. Un sobrecoste que se evita con la realización de las obras urbanas aplicando tecnologías SIN Zanja.
 
Según la Organización Mundial de la Salud, y por vez primera en la historia, ya hay más población viviendo en ciudades que en el campo. En 2050 el 70 por ciento de la población mundial vivirá en una CIUDAD. De este total, aproximadamente la mitad de los habitantes del mundo residirán en ciudades de entre 100.000 y 500.000 habitantes, y al menos un 10 por ciento de la población mundial lo hará en las denominadas megaciudades, es decir, urbes con más de 10 millones de habitantes, y en un escenario así, ¿Tenemos que seguir sufriendo y padeciendo en las calles de esas, nuestras queridas Ciudades Inteligentes del siglo XXI, las molestas e incómodas zanjas a la hora de Localizar / Inspeccionar / Limpiar / Mantener / Construir / Rehabilitar / Renovar INFRAESTRUCTURAS en las CIUDADES INTELIGENTES o  SMART CITIES del siglo XXI?
 
No cabe ninguna duda que éste es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos. Para gestionar esta explosión urbana de una manera sostenible y asegurando la calidad de vida de los ciudadanos es totalmente necesario extender el uso de las Nuevas Tecnologías, las Tecnologías SIN Zanja, Tecnologías No Dig, Trenchless Technologies a la hora de instalar y mantener sus infraestructuras en el subsuelo, tal y como ocurre en el resto de países.
 
Porque sólo mejorando la eficiencia se puede avanzar hacia un ciclo urbano del agua sostenible. A este respecto son formidables las oportunidades que presentan las Tecnologías SIN Zanja. De todos es sabido, que los nuevos fondos europeos ya no financian nuevas infraestructuras, sus objetivos son mejorar la eficiencia y fomentar la Economía Circular, y en ese nuevo escenario, las Tecnologías SIN Zanja juegan un papel crucial y estratégico en el desarrollo sostenible de las megaurbes del siglo XXI.
 
Insisto en la necesidad de CONVENCER A LOS AYUNTAMIENTOS de que existen nuevas formas de instalar infraestructuras urbanas con TECNOLOGÍAS SIN ZANJA, tecnologías innovadoras, tecnologías limpias e inteligentes que MEJORAN Y FACILITAN la VIDA de sus CIUDADANOS, que minimizan los riesgos ambientales y garantizan el compromiso con la sociedad al evitar ruido, polvo, escombros, materiales de relleno, o roturas del pavimento. 

La transición hacia una ECONOMÍA VERDE requiere un giro URGENTE de las prácticas actuales A LA HORA DE MANTENER O INSTALAR servicios en las CIUDADES INTELIGENTES. Algunas herramientas fundamentales para promover y contribuir al cambio son:
 
  • La tecnología. Los gobiernos deben facilitar la innovación y la tecnología necesarias para un abastecimiento y un uso más verde del agua, contribuyendo así a la creación de empleo y a la transformación estructural hacia economías más verdes.
  • Las inversiones. Para avanzar hacia un crecimiento verde, es necesario invertir en diferentes sectores que aseguren la eficiencia. 
  • En muchas ciudades en rápida expansión, la infraestructuras de saneamiento están obsoletas, resultan inadecuadas o ni siquiera existen, y además reciben un mantenimiento deficiente. 
  • Las fugas de agua a menudo sobrepasan entre un 40% y un 60% del total del agua distribuida. 
 
Todo ello abre la puerta a un NUEVO MODELO, NUEVOS HÁBITOS SOCIALES: El uso de las Tecnologías SIN Zanja evita la producción de ruido, polvo o roturas del pavimento permitiendo, de esta forma, obtener un menor impacto social, más ventajas económicas, respeto al medio ambiente y menores riesgos de accidentes, es el modelo que permitiría alcanzar mejor el objetivo global de desarrollo sostenible, en el escenario de la ECONOMÍA VERDE. Esta economía ecológicamente eficaz, eficiente y hipocarbónica.
 
Es necesario que todos nos impliquemos: líderes políticos comprometidos, profesionales capacitados, empresas con visión de futuro, agentes sociales y económicos. Es necesario colaborar, encontrar sinergias, optimizar recursos y trabajar en red. Unir esfuerzos en la búsqueda hacia una sociedad más sostenible con SOLUCIONES INNOVADORAS que LOS CIUDADANOS necesitamos PARA UN DESARROLLO SOSTENIBLE de las infraestructuras de nuestras CIUDADES, SOLUCIONES SMART con un alto componente tecnológico, las Tecnologías SIN Zanja, Tecnologías No Dig, Trenchless Technologies 
 
Hoy, nuestros hijos tienen asumido, sin estudiarlo, que la tercera revolución industrial ha sido la de las telecomunicaciones. Confío en que la próxima generación asuma una cuarta revolución: la del sentido común.
 
Gracias por haber llegado hasta el final de esta declaración de intenciones.
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
25/06/2016
José Pantin escribió:
Lucha diaria con las Administraciones. Argumentos lapidarios como los que has explicado en este interesante artículo, parecen ser "de ciencia ficción" para muchos gestores. Y lo que más me sorprende es que son personas con formación técnica (ING. Caminos, obras públicas, etc). Seguiremos trabajando.
16/06/2016
Antonio Matos Matos escribió:
Ángel, totalmente de acuerdo contigo, creo que es necesario que todos nos impliquemos en el desarrollo y el uso de soluciones sostenibles que eviten la generación de ruidos, polvo, gastos excesivos, molestias a los vecinos, perdidas a los negocios comerciales, etc.

Si existe este tipo de tecnología SIN ZANJA, totalmente desarrollada y contrastada en otros países, ¿por qué no comenzamos a usarla nosotros?

Enhorabuena por este articulo tan coherente y necesario!

Política de cookies