¿Por qué NO FUNCIONAN gran parte de los humedales artificiales de España? - Leon Lassovsky

¿Por qué NO FUNCIONAN gran parte de los humedales artificiales de España?

31/08/2016

¿Por qué NO FUNCIONAN gran parte de los humedales artificiales de España?


Leon Lassovsky

Leon Lassovsky

  • Director Lotus Filter Systems S.L.


Las grandes ciudades de la Unión Europa y los Estados Unidos han tenido sus aguas residuales rigurosamente controladas por los gobiernos. Sin embargo, los estándares de tratamiento, para las aguas residuales emitidas por comunidades de menor tamaño, han sido mermados por la capacidad económica e impositiva de estas aglomeraciones. Mientras no existían tecnologías con bajos costes de instalación y mantenimiento no se podía esperar que los habitantes de las pequeñas aglomeraciones pagasen los altos precios de las tecnologías convencionales, sus mantenimientos complicados, o sus altos costes energéticos. Pero, durante estas últimas décadas los humedales artificiales han irrumpido en el mercado con bajos costes de instalación, mantenimiento y energía. Estas tecnologías han evolucionado de ser unas meras curiosidades teóricas a ser válidas alternativas a las EDAR convencionales, que en los Estados Unidos son responsables de hasta el 4% del consumo eléctrico del país. 
 
En España, el mercado de los humedales artificiales está evolucionando a un ritmo más lento que en otros países europeos porque un humedal construido parece ser tan simple que cualquiera podría diseñarlo, ponerlo en marcha y operarlo. Por esta razón algunas empresas – usando Google – han hecho “sus” versiones de humedales artificiales y las han vendido a las administraciones con desastrosas consecuencias económicas y ecológicas.   
 
El mejor ejemplo de este fenómeno se nota en el campo de los Humedales de Tratamiento en Flotación (HTF). El funcionamiento de estos humedales artificiales está basado en lagunas de aguas residuales cubiertas con plataformas flotantes que mantienen plantas macrofitas sobre la superficie del agua hasta que estas desarrollen una gruesa manta de raíces y rizomas que sirven como un lecho bacteriano sobre el que las bacterias forman grandes cantidades de biofilm. ¿Simple? Pues, no. En España hay más de 120 EDAR HTF y la gran mayoría de estas no funcionan porque han sido diseñadas por empresas con tecnologías basadas en mucho marketing seudocientífico sin ningún fundamento científico.     
 
El diseño de un HTF es complicado:
 
  • Las plataformas que deben mantener las plantas en flotación tienen que tener una alta flotabilidad, ser robustas, asegurar el crecimiento de la mayor cantidad de biofilm posible, y tener el suficiente tamaño para no volcarse o romperse por la fuerza del viento sobre plantas de dos metros de altura.
  • Las lagunas deben ser dimensionadas utilizando formulas científicamente comprobadas de acuerdo con las características y el caudal de las aguas a tratar.
  • Y, las lagunas HTF (como todas) deben tener la eficacia del flujo hidráulico optimizado para asegurar que no se forman canales, o flujos, preferenciales y el agua sea expuesta uniformemente a la máxima cantidad de biofilm.
Desgraciadamente, algunas empresas no han incorporado estos conceptos en sus diseños, y en muchas EDAR se ha llegado a la ridícula situación en cual la carga de nitrógeno es más alta en la salida que en la entrada sin que el tratamiento de residuos llegue a los requisitos porcentuales que la legislación exige. 
 
En el sector de los humedales artificiales con flujos horizontales, o verticales, también hay muchas EDAR que no funcionan bien por colmataciones prematuras debidas al uso de grava inapropiada, tuberías mal colocadas y colapsadas, así como sistemas primarios y secundarios sistemáticamente infra-dimensionados para que las obras sean más económicas y competitivas – con el consiguiente coste ambiental y económico que eso tiene a posteriori.
 
Uno debe preguntarse por qué las tecnologías de humedales artificiales en España no evolucionan al mismo ritmo que en otros países. ¿Será que las tecnologías no funcionan? ¿Será que las empresas del gremio no saben aplicar lo que ya son tecnologías contrastadas en otros países? O, ¿será que las constructoras no las instalan bien? Pues, posiblemente, es una mezcla de todos estos elementos, pero lo que se viene a la cabeza es un proverbio Chino: “Si quieres pagar con cacahuetes tus únicos empleados serán monos”.
 
Visto a través del prisma del proverbio chino, nos debemos preguntar si es apropiado adjudicar las depuradoras simplemente a la oferta más baja sin tener conocimiento de los fundamentos científicos de las tecnologías propuestas, sus diseños, o convalidaciones científicas. En el gremio de los humedales artificiales las empresas honestas tienen la doble carga de convalidar la eficacia de sus tecnologías y luchar contra la mala fama que las “tecnologías” de las empresas deshonestas han establecido y siguen proponiendo a las administraciones sin ningún fundamento científico, acreditación científica, y lo más importante de todo: sin ninguna consecuencia legal por sus malas praxis anteriores. Esta doble carga para unos y ninguna para otros, oprime el desarrollo de las tecnologías válidas dejando que prospere la mediocridad a cambio de cacahuetes.      
 
 
Leon Lassovsky
 
 

Envíanos tus opiniones y reflexiones a redaccion@aguasresiduales.info


 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
09/09/2016 Al respecto de tus comentarios en relación a que España, y en particular a tu referencia a que España se ha posicionado en el precio: barato, barato....
Barato que al final siempre es caro. Y es que lo malo de lo bueno es que se nota. Por desgracia, no es privilegio único del sector de humedales. La lista toca todos los sectores. Dudo de que haya excepción. En España, claro. Y así nos va.

AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies