El monstruo de las cloacas atasca la red de saneamiento de Donostia

El monstruo de las cloacas atasca la red de saneamiento de Donostia


26/09/2017

Toallitas húmedas
El monstruo de las cloacas atasca la red de saneamiento de Donostia

 

  • Los operarios del servicio de agua llevan varios días de trabajo para retirar una gigantesca masa de toallitas húmedas de unas 100 toneladas de peso que atasca uno de los colectores de la red de saneamiento de Donostia 
 
Una bola del tamaño de seis coches, formada por toallitas húmedas, otros productos de higiene personal y desechos sólidos, atasca desde hace días uno de los tres grandes colectores que transportan las aguas residuales de la ciudad. Una amalgama de 75 metros cúbicos, 100 toneladas de peso y 100 metros de longitud taponó un conducto de 1,60 metros de diámetro impidiendo el paso de las aguas sucias, que mientras se retiran, van directas y sin depurar al Cantábrico.
 
Todo empezó en la estación depuradora de Loiola, cuando se dieron cuenta de que estaban recibiendo “muy poca agua” del colector de los municipios de Oiartzun, Lezo, Errrenteria y Pasaia, explica Enrique Noain, presidente de Aguas del Añarbe, el consorcio público que gestiona el saneamiento del área de Donostia.
 
Esta alarma puso en marcha una inspección que descubrió el gigantesco atasco y que ha obligado a los operarios a un trabajo de limpieza que lleva más de una semana y que requerirá aún unos días más.
 
Según Noain los trabajos llevarán en total más de dos semana en condiciones “penosas” para los operarios y los buzos que tienen que retirar a mano la amalgama casi solidificada, en un espacio estrecho, oscuro y donde los gases residuales dificultan la respiración.
 

Toallitas al saneamiento

 
En Euskadi se calcula que se vierten anualmente por el váter un total de 2.400 toneladas de toallitas higiénicas. El atasco producido en Donostia ha ocurrido en un colector de 3,5 kilómetros de longitud que la mayor parte de su trazado tiene un diámetro de 2,80 metros y que ha sufrido el taponamiento en la parte más estrecha, la que tiene un diámetro de 1,60 metros.
 
Las toallitas higiénicas están hechas para durar y no se disuelven en el agua. Cuando se tiran por el inodoro se van pegando unas a otras formando una masa a la que se adhieren otros productos higiénicos, grasas alimentarias y residuos sólidos como arena de gato y escombros de obra.
 
Ciudades como Londres o Madrid sufrieron este mismo año casos parecidos. En toda la Unión Europea se calcula que el atasco en las redes de saneamiento por este tipo de productos, ocasiona un gasto de más de 1.000 millones de euros al año.
 
Enrique Noain, ha dicho que el tapón del colector de Donostia es “la mayor obstrucción jamás conocida” en la ciudad. Mientras se retira y se vuelve a despejar el colector se cometerá un daño ambiental que Noain considera “inevitable”. “Muy a nuestro pesar, las aguas residuales se tienen que verter al mar”, asegura.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
29/09/2017
antonio escribió:
Este asunto al que estamos asistiendo (el fenómeno de las toallitas) está convirtiéndose en un grave problema para las empresas gestoras de aguas/saneamiento, y que ya no solo tiene una repercusión económica sino que también a nivel de soluciones técnicas cuando se localizan estos "monstruos" en las redes. Evidentemente las empresas afectadas están desarrollando, muchas de ellas, campañas de concienciación al ciudadano etc.. que de poco sirven, a tenor de lo que vemos día a día.
En mi opinión este problema solo se puede atacar en su inicio, es decir, obligar a las empresas fabricantes de las toallitas a que cambien la fórmula creándolas biodegradables (como el papel higiénico) aunque les resulte más cara la fabricación, incorporando además sanciones económicas a las empresas que no colaboren para solucionar este problema que lo es de todos y que a todos nos rasca el bolsillo.
27/09/2017
Alfonso Azorin Corral escribió:
Hoy por hoy, este es un problema que se ha incrementado con el paso de los años. La higiene personal ha cambiado con respecto a años pasados. La limpieza personal ya no se realiza del mismo modo que nuestros padres o abuelos. A cambiado. Ahora las tecnicas y metodos de limpieza son otros: Todo tipo de jabones para cada parte del cuerpo, limpieza de oidos con bastoncitos, toallitas humedas para cuando vas al w.c., etc. Lo correcto seria tirarlo al cubo de la basura. Pero ahora viene la pregunta: ¿cuantos tiramos dichos elementos al cubo de la basura? El que haya hecho eso siempre, que tire la primera piedra.
El sistema de alcantarillado esta realizado con las tecnicas de antes: pendientes con muy pocos grados de tirada, etc. Como todo lo que esta hecho no se puede cambiar, aqui lo que se debe de realizar, son dar soluciones.
Una solucion, rapida, sencilla y barata, es: en sitios que se vean que se realizan atascos, poner salidas de agua a presion, que fluidifique la pasta depositada en las tuberias, las disuelva y las arrastre y no esperar a que se produzcan grandes bolos de retencion. Por logica de la gravedad, si no hay pendiente y se realiza una masa solida que no se desliza, lo que se debe de realizar es humederla para que se desplace.
No hace falta que sea agua tratada. Vale cualquier tipo de agua. El caso es llegar a humedecerla y que se vaya.
Saludos.

Fuente www.gipuzkoagaur.com


Política de cookies