Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Tres beneficios de convertir las depuradoras en «fábricas de agua»


23/11/2018

I+D+i
Tres beneficios de convertir las depuradoras en «fábricas de agua»
 
  • El imparable cambio hacia un modelo de economía circular hace necesario que nos replanteemos el uso que hacemos del agua en la industria 
 
En este marco de economía circular, el uso de las depuradoras como «fábricas de agua» es clave para aprovechar el potencial de las aguas residuales.
 
A continuación te exponemos tres beneficios de ello:
 

1. Recuperación de energía

 
La gestión de aguas residuales es, generalmente, una actividad con un alto impacto económico, por lo que cobra especial interés el aprovechar el alto potencial de los efluentes y lodos industriales resultantes para su valorización energética.
 
Una gestión avanzada de las aguas residuales proporciona a las empresas una mejora económica, bien sea a través de una reducción de costes al reutilizar la energía en su propia actividad, o mediante la generación de nuevas fuentes de ingresos al comercializarla.
 
 

2. Recuperación de materias primas

 
Las aguas residuales y sus procesos de tratamiento generan subproductos que se pueden valorizar para transformarlos en nuevos recursos productivos.
 
Por ejemplo, centrándonos en el uso industrial, podemos recuperar materiales como el fósforo o ciertos ácidos volátiles, muy útiles en determinados procesos de producción. Además, gracias a los avances de las técnicas de tratamiento, se pueden extraer nutrientes de las aguas y lodos para convertirlos en fertilizantes.
 
 

3. Reducción de la huella ambiental

 
La reducción de la huella de carbono es uno de los objetivos clave de la UE para el 2020. Unos objetivos medioambientales y legislativos que pasan por la implementación de soluciones innovadoras y acordes con los principios que establece la economía circular.
 
Con la implementación de fuentes de energías renovables logramos no solo reducir las emisiones de dióxido de carbono y el impacto del cambio climático, sino también garantizar el desarrollo sostenible de la industria.
 
Por otro lado, la huella hídrica es un indicador asociado a la escasez de agua dulce. En este contexto, la reutilización del agua es un reto y una oportunidad para una gestión sostenible de los recursos hídricos.
 
 
 
 
En SUEZ proveen las soluciones más avanzadas y adecuadas para el tratamiento de aguas residuales industriales y los lodos  en los diferentes sectores industriales, para conseguir una mejora de la eficiencia en los procesos productivos, un aumento de la capacidad de tratamiento, disponer de un balance adecuado de la inversión y costes operativos, la automatización de los procesos, el cumplimiento de la legislación o la valorización de los subproductos, como recuperación de materiales y generación de biogás, entre otros beneficios.
 
 
Lee también aquí en AGUASRESIDUALES.INFO el artículo De plantas depuradoras a «fábricas de agua»
 
 
 
 

Fuente www.suez.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies